El pasado jueves 9 de noviembre a las 21h00, Jaimito Synch, arribó a su ciudad natal, Guayaquil, tras someterse a la primera revisión anual y obligatoria de médula, trayendo, satisfactoriamente, buenas noticias.

Lucy Padilla, madre del infante, mencionó que este nuevo tratamiento, el cual consiste en un autoinjerto de médula, le salvó la vida a Jaimito. Así mismo, dijo que, en Pamplona, existe el 95% de vida para los niños con cáncer. “Su médula fue un autotrasplante, le hicieron un lavado, la reprodujeron y se la volvieron a poner y ahí está el resultado”. Dijo Padilla a la prensa que los recibió en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo.

En esta revisión, los médicos le realizaron varios estudios no solo en su médula, sino también en el cerebro, ojos y cuerpo completo. Sin embargo, Padilla comenta que, para poder llamar a Jaime un niño sobreviviente de cáncer, debe realizarse 5 controles anuales. “Voy a seguir luchando para llevármelo a él cada año hasta que me lo declaren sano completamente”, añadió.

Jaimito lleva una lucha contra una leucemia mieloide aguda M3. El año pasado, viajó a Pamplona para poder someterse al autotrasplante de médula. Un año después, viajó nuevamente para realizarse las revisiones pertinentes y, aunque esta es la primera revisión, los médicos ya lo declaran fuera de peligro.

Este nuevo tratamiento puede salvar muchas vidas y Padilla anhela que pueda ser practicado en Ecuador con varios niños que padecen de cáncer. Lucy espera que, en un futuro cercano, la palabra “cáncer”, no genere angustia y dolor en los pacientes y familiares. “Es la felicidad que una madre busca, después de tanta lucha. Estoy feliz” mencionó Lucy Padilla, madre de Jaimito.

Con esta asistencia social, Fundación Teletón por la Vida reitera su compromiso con la comunidad al velar por el bienestar de quienes recurren a su ayuda por calamidades familiares y catástrofes intempestivas.