La selección campeona del mundo entra en escena este sábado en el Alemania Eslovaquia, uno de los partido de octavos de final de la Eurocopa 2016 más desequilibrados sobre el papel ya que enfrenta a una de las grandes favoritas para levantar el título contra una debutante.

Llega la hora de la verdad para el combinado de Joachim Low en Francia. Los alemanes quieren despejar cualquier duda sobre sus posibilidades después de una discreta -pero eficiente- primera fase en la que solo consiguieron marcar tres goles, aunque no encajaron ni un solo tanto.

El estadio Pierre-Mauroy de Lille acoge este domingo 26 de junio el Alemania-Eslovaquia.