El Barcelona de Guayaquil ratifica su condición líder al consolidarse más puntero que nunca. Sumó tres unidades frente a un Delfín que pelea por no descender a la segunda categoría.

Un primer tiempo con un portero visitante inspirado. Ortiz atajó todas las llegadas de gol originadas en los pies de Álvez, Esterilla y Díaz en su gran mayoría.

El gol llegaría en el segundo tiempo, en el minuto 51,  en los pies de Velasco que con un fortísimo remate de derecha puso la primera del encuentro.

A los ocho minutos del segundo tiempo el zaguero Anderson Ordóñez del Barcelona, fue expulsado por una falta fuerte contra Barreiro.

El gol que daría la tranquilidad al cuadro canario lo anotó Álvez, al minuto 63, con una jugada de pelota parada que cobraría Damián Díaz con una precisión propia de Díaz, para que Álvez se eleve sobre el portero, le gane la posición y anote su gol 18 en el campeonato de fútbol.

El defensa del Delfín, Marco Cangá, a 20 minutos del final, se ganó la tarjeta roja por doble amarilla y dejó en peor situación a su equipo que ya caía 2-0.

Tres minutos después, a los 74 del segundo tiempo, el DT del Delfín, Octavio Zambrano saldría expulsado también por exceso de reclamos al árbitro central.

En una jugada colectiva entre Álvez, Vera y Caicedo llegaría el tercer tanto para Barcelona que ya goleaba en el Monumental 3-0. Marcos Caicedo sumó su segundo gol en el campeonato local.

El próximo viernes Barcelona visitará a la Universidad Católica en Quito. El Delfín recibirá a Mushuc Runa en una pelea por candidatos a la serie B.