El Grupo E del Mundial de Rusia estuvo a punto de vivir una sorpresa mayúscula. Después del sorprendente descalabro de la selección argentina, contra las cuerdas a una jornada del final de la fase de grupos, Brasil jugó con fuego pero se acabó salvando gracias a Coutinho.

La ‘canarinha’ solo fue capaz de derrotar a Costa Rica en los últimos minutos de su segundo partido del Mundial (2-0) y suma cuatro puntos en dos partidos, lo cual deja a los de Tite con pie y medio en octavos de final, en función de lo que hagan Serbia y Suiza en el último partido del día.

Serbia se enfrentará a Brasil el próximo miércoles 27, mientras que Suiza se verá las caras con Costa Rica. En función del resultado de hoy entre ambas selecciones europeas, las necesidades de la ‘canarinha’ serán unas u otras.