Coronavirus en el mundo: casi 57 millones de casos y más de 1,3 millones de muertos

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, continúa extendiéndose por el planeta y ya ha infectado a más de 56,7 millones de personas, mientras que la cifra global de decesos supera los 1,3 millones y la de los recuperados suma más de 36,3 millones de personas.

El país más afectado es Estados Unidos, con más de 11,7 millones de contagios y más de 252.000 fallecimientos, seguido de India, que supera ya los 9 millones de casos y las 132.000 muertes, y de Brasil, que rebasa los 5,9 millones de casos y acumula más de 168.000 decesos. Francia ha superado los dos millones de contagios y se coloca por encima de Rusia, mientras que España suma ya más de 1,5 millones de casos. En Europa superan también el millón de infecciones el Reino Unido e Italia y en el conjunto del mundo rebasan esta cifra Argentina, Colombia y México.

Como resultado de la expansión del virus, más de la mitad de la población mundial ha sido sometida a algún tipo de confinamiento, se ha impuesto el distanciamiento social y los desplazamientos han quedado paralizados, al igual que la actividad económica, provocando una grave recesión por todo el planeta. Una situación que vuelve a suceder en la segunda gran oleada global de este otoño en el hemisferio norte.

El foco principal de la pandemia vuelve a situarse en Europa, que ya ha sobrepasado los 355.000 muertos y afronta la llegada del invierno con una segunda ola que se está extendiendo por el continente. Así, se repiten las severas restricciones, recurriendo de nuevo a los confinamientos domiciliarios o al toque de queda como medida para frenar los contagios. En América, donde los contagios siguen creciendo y los fallecidos ya superan los 695.000, el país que más preocupa es EE.UU.

Europa
España (1.541.574 casos, 42.291 muertes). Los primeros casos se detectaron en febrero. El virus se extendió en cuestión de semanas, lo que llevó al Gobierno a decretar el estado de alarma de marzo a junio y confinar a toda la población. Tras un proceso de desconfinamiento por fases, el país entró el 21 de junio en la denominada nueva normalidad, que recuperó la libertad de movimientos y abrió las fronteras. Desde entonces, el crecimiento de los contagios se aceleró y el territorio se convirtió en uno de los que más contagios acumuló de la UE. Tras restricciones y confinamientos localizados, el Gobierno aprobó un nuevo estado de alarma que, además de imponer el toque de queda, daba a las comunidades el marco jurídico para tomar medidas más duras, como confinamientos perimetrales en municipios y regiones. Las restricciones se están endureciendo en las últimas semanas en casi todas las comunidades autónomas, varias de las cuales han decretado el cierre de la hostelería y comercios no esenciales.

España, tercer país del mundo con más muertos con coronavirus por número de habitantes
Francia es el primer país de Europa con más casos con coronavirus y el cuarto del mundo, tras adelantar a Rusia, con más de dos millones de casos y más de 47.000 fallecidos. El Gobierno francés ha empezado a tomar medidas drásticas para frenar la segunda ola, y tras declarar el estado de emergencia sanitaria para todo el país desde el 17 de octubre, ha decretado un confinamiento hasta el 1 de diciembre en todo el país, si bien las medidas no son tan estrictas como en marzo, y se mantienen abiertas escuelas y guarderías, pero cerrando todos los establecimientos no esenciales, incluida la hostelería, cines, teatros y museos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.