En el programa 60 Minutes, el presidente electo adoptó un tono más sobrio y realista con respecto a la deportación de indocumentados y la construcción del muro en la frontera con México. Pero se mantuvo firme en su decisión de nombrar a jueces para la Corte Suprema de Justicia que sean antiaborto.

A cinco días de haber ganado las elecciones, Donald Trump dio señales este domingo de que cumplirá a medias con algunas de sus promesas electorales más polémicas.

¿Un muro en la frontera que México pagará? ¿La deportación de 11 millones de indocumentados? ¿La designación de un fiscal especial que investigue a su rival Hillary Clinton por el escándalo de correos?

En su primera entrevista como presidente electo al programa 60 Minutes, Trump abordó estos y otros temas con un tono más sobrio del que adoptó durante su belicosa campaña electoral.

Como candidato presidencial, Trump moderó su discurso en algunas oportunidades para luego redoblar la agresividad. Pero existe la posibilidad de que como presidente electo sienta que puede bajar los decibeles de la retórica incendiaria que lo ayudó a conquistar a parte del electorado estadounidense.

Univision Noticias hace un repaso de algunas de sus declaraciones en el programa 60 Minutes.

1- La deportación de indocumentados: prioridad a los criminales

Donald Trump dijo que deportará o encarcelará a los inmigrantes indocumentados que tienen antecedentes criminales. Calcula que son de dos a tres millones de personas, aunque no aclaró de dónde sale la cifra y si incluye a inmigrantes que cometieron crímenes menores.

Son declaraciones que marcan un cambio con respecto a su promesa electoral de deportar a todos los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Trump dijo que su segunda prioridad será asegurar la frontera. Luego determinará qué hacer con el resto de los indocumentados.

“Después de que todo se normalice, vamos a hacer una determinación sobre la gente de la que hablan, que es una gente maravillosa, son gente maravillosa, pero vamos a hacer una determinación sobre eso”, dijo.

“Pero antes de que hagamos una determinación sobre eso… es muy importante, vamos a asegurar nuestra frontera”.

2- El muro con México tendrá cercas

Otra de sus promesas durante la campaña fue la construcción de un muro en la frontera de 2,000 millas por el que México pagaría.

“¡Construye el muro! (Build the Wall)”, se convirtió en un grito de guerra repetido entre los partidarios de Trump en sus mítines.

Este domingo, Trump dijo que planea seguir adelante con el muro, pero que partes de este podrían incluir una cerca.

3- ¿Y el fiscal especial para investigar a Clinton?

Trump escandalizó al país cuando amenazó con nombrar un fiscal especial que investigase a Hillary Clinton por el escándalo de correos electrónicos.

En sus mítines de campaña era habitual escuchar a sus partidarios gritar “¡enciérrenla!” cuando el tempestuoso magnate republicano arremetía contra su adversaria.

La periodista Lesley Stahl, de CBS, preguntó a Trump si cumplirá con su promesa de nombrar al fiscal para que vaya tras Clinton. Trump dijo que no estaba seguro y debería “pensar en ello”.

Clinton “hizo algunas cosas malas”, pero que tanto ella como su familia “son buenas personas”, afirmó. “No quiero hacerles daño, no quiero hacerles daño. Le voy a dar una respuesta muy muy buena y definitiva la próxima vez que hagamos 60 Minutes juntos”.

4- Matrimonio igualitario y aborto

Trump dijo que no buscará revertir la decisión tomada por la Corte Suprema de Justicia sobre el matrimonio igualitario. “Es la ley. Es algo que fue resuelto por la Corte Suprema. O sea, es un hecho”, aseguró. “Además, yo no tengo problemas con eso”.

Sin embargo, el presidente electo aseguró que nombrará a nuevos jueces para la Corte Suprema que sean antiaborto igual que él.

“Yo soy provida”, dijo durante el programa televisivo. “Los jueces serán provida (contrarios al aborto)”.

Cuando la periodista preguntó qué ocurriría en el caso de que los jueces derogasen la histórica decisión de Roe vs Wade que legalizó el aborto en el país, el magnate inmobiliario aseguró que de ocurrir esto, cada estado pasaría a manejar el asunto del aborto.

Stahl apuntó: “¿Pero eso significa que algunas mujeres no podrían recibir abortos, asumiendo que sus estados de origen los prohíban?”.

“Sí, bueno, tal vez tengan que irse, tendrán que ir a otro estado” si quieren recibir un aborto, dijo Trump.

FUENTE: UNIVISION