Pedro Quiñónez y Denis Stracqualursi dieron las estocadas que liquidan las aspiraciones de Barcelona de ganar la primera etapa del campeonato nacional. Los jugadores dieron la victoria 2-1 a Emelec sobre los toreros en el Clásico del Astillero 212. El compromiso, válido por la fecha 8, se jugó en el estadio Modelo Alberto Spencer.

El triunfo, que pudo haber sido por una mayor cantidad de goles, ratifica a los eléctricos -que tienen dos juegos postergados- en el primer lugar de la tabla de posiciones con 29 puntos y los amarillos -con un choque diferido- se quedan con 23 unidades.

El próximo clásico será este domingo, a las 16:30, en el estadio Monumental, por la fecha 15 del torneo. Si los azules consiguen la victoria obtendrían el membrete de principal candidato para ganar la etapa.

Desarrollo del compromiso

La cancha del legendario escenario guayaquileño no estuvo apta para este duelo trascendental. Desde el inicio del compromiso, ambos equipos no pudieron hilvanar una clara llegada para abrir el marcador por las irregularidades del terreno de juego.

El bombillo se fue asentando con el transcurrir de los minutos y comenzó complicar a su rival, sin embargo, la primera acción de peligro la generó el volante Richard Calderón, quien cobró un tiro libre que fue rozando el arco de Esteban Dreer (2m).

Luego de este susto, los azules lograron inclinar la balanza a su favor. La velocidad de Fernando Gaibor complicó la labor de contención de Segundo Castillo, y los avances de Robert Burbano, por la banda derecha, fueron otro olor de cabeza para la defensa canaria.

Denis Stracqualursi (6m) y Cristian Guanca (8m) no pudieron aprovechar las oportunidades que tuvieron para marcar. ‘Traca’ no pudo cabecear un tiro libre y su compañero definió mal ante una salida del golero Máximo Banguera.

Mientras que Damián Díaz intentó ser el generar de juego para los toreros, pero fue controlado con facilidad por los volantes Pedro Quiñónez y Fernando Gaibor.

Con un marcado dominio, los azules consiguieron abrir el marcador. Pedro Quiñónez cobro un tiro de más de 40 metros y tras un rebote, producido por el mal estado de la cancha, que engañó a Banguera llegó el 1-0 (36m).

Aquello descontroló a los toreros y en un cobro de esquina, Denis Stracqualursi marcó de cabeza (41m) ante la marca de los defensores, que evidenciaron falencias en la coordinación para tomar a sus rivales.

El descuento llegó a través de una tejida de Díaz, quien logró habilitar a Esterilla para que marque el descuento 2-1 (72m).

Esto animó a los canarios, sin embargo, la escuadra eléctrica cerró bien los espacios y no permitió el tanto del empate.

Los últimos minutos del duelo se tornaron de ida y vuelta, pero Emelec tuvo mejores oportunidades para lograr una ventaja más amplia, que sus jugadores no lograron aprovechar.