La ira y frustración fueron evidentes en los jugadores, dirigentes, técnico y fanáticos de Emelec.

El equipo de Alfredo Arias tenía las opciones para ganar en Cuenca, pero fue sorprendido al último minuto del cotejo.

Emelec apostó con todo. De entrada, Hólger Matamoros encontró una pelota batida y frontal que la mandó a guardar sin paros ante una pésima reacción de Piedra. El Bombillo controlaba el partido, pero un error terrible de Achilier permitió a Becerra marcar el 1 por 1.

1emelec2016Ya en la recta final del primer tiempo, Marco Mosquera vio la roja por una imprudencia clara y dejó con uno menos a los locales.

En el complemento ocurrió lo inesperado. La iluminación del Alejandro Serrano Aguilar falló y la logística del escenario se tomó aproximadamente 23 minutos en remontar la situación.

Una ves solucionado el inconveniente, el partido continuó y el juez decretó un penal a favor de Emelec por una mano de Luzarraga en el área. Bryan Angulo fue tras de la pelota y marcó el 1 a 2 a favor de los azules.

El resto del cotejo fue drama puro y desconsuelo al final. Una caída de Becerra en el área pareció penal, pero el juez no lo pitó. Achilier falló al menos tres veces más.

Y en el último centro del partido, pelota cruzada y Walter Chalá encontró a Filippetto que en solitario puso el 2 a 2 definitivo. Una desgracia para un equipo que casi se despide del tetra.

La reacción de Arias y los jugadores azules era de rabia incontenible. En la rueda de prensa Arias dijo que no quería hablar sobre el resultado porque estaba muy contrariado.

Si Emelec quiere mantener las opciones matemáticas del tetracampeonato, deberá ganar a Barcelona, en el Monumental, y esperar otros resultados en las fechas restantes.

FUENTE: ECUADEPORTES.COM