Críticas sobre los acuerdos comerciales regionales y exaltaciones sobre los resultados de los últimos nueve años de Gobierno fueron parte de la exposición realizada ayer por el canciller Guillaume Long, en una de las salas de conferencias de Canning House, institución donde se desarrollan foros sobre Latinoamérica.

Long dijo que el Gobierno ha querido diversificar la economía alejándose de las materias primas y el petróleo. Y destacó que esa diversificación fue el camino que tomaron los países del Este Asiático, como Corea del Sur, para convertirse en potencias tecnológicas.

Sin embargo, remarcó que pese a ser una buena idea es muy difícil de lograr, pues el “sistema global… no es amistoso con los Gobiernos que se quieren alejar de las materias primas”. Dijo que hay varias formas en que dejar de ser un exportador primario se hace “virtualmente imposible”, entre ellas que “hay mucha presión para firmar tratados de libre comercio”, que son “formas de hacer que las economías vuelvan a ser primarias”, pues se trata de abrir el comercio a bienes industrializados y tecnológicos que son más competitivos.

También destacó que hay regulaciones rigurosas en temas la propiedad intelectual. Cuestionó que hasta finales del siglo 19 en países europeos como Inglaterra era legal patentar cualquier invento que fuera extranjero, solo por ser extranjero, mientras que ahora son más estrictos y esto complica que los países en vías de desarrollo usen esta “información pública” para su beneficio.

Las críticas de Long apuntaron directamente al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, también conocido como TPP (que es un tratado de comercio intercontinental que incluye a Chile y Perú) y la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión, conocido como TTIP (aún en negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos). Los calificó como preocupantes.

Estas críticas se dan en medio de la última fase de negociaciones para que a finales de este año Ecuador se anexe al Acuerdo de Comercio ya existente entre los países de la Unión Europea y los vecinos Colombia y Perú.

Al final del evento, cuando fue consultado sobre su opinión sobre los tratados comerciales, dijo que se “trata de una decisión soberana de los países” y se negó a dar más declaraciones.

Durante la intervención dijo que Ecuador ha logrado sobrellevar la crisis de la caída del precio del petróleo, pues ha implementado cambios progresivos en los nueve años de Gobierno. Agregó que para este año uno de los principales objetivos será trabajar en contra de los paraísos fiscales.

Long llegó a Reino Unido hace cuatro días y retorna hoy a Ecuador. Entre sus actividades se reunió con el hacker Julian Assange, quien está refugiado en la Embajada.

FUENTE: DIARIO EL UNIVERSO