Italia se impuso ante Bélgica con mucha categoría y gracias a una extraordinaria defensa de su arco. Los belgas partían como grandes favoritos para este duelo, pero Italia se adelantó en el marcador a los 31 minutos de juego.

Giaccherini fue el encargado de batir las redes del arco de Courtois, el jugador italiano anotó un muy buen gol tras un pase de casi 30 metros desde su propio campo. El italiano controló magníficamente y marcó el primero.

Luego de ese gol los belgas salieron con todo a buscar el empate, pero la mala fortuna y una defensa sólida les jugaron en contra. Al final del partido las situaciones de gol se abrieron en ambos arcos, pero el villano de la noche para los de Bélgica fue Pellé, quien tras un centro de contra tomó la pelota de volea y marcó el segundo.

Alineaciones:
Italia: Buffon, Barzagli, Bonucci, Chiellini, De Rossi, Parolo, Giaccherini, Candreva, Darmian, Éder, Pellé
Bélgica: Courtois, Ciman, Alderweireld, Jan, Vertonghen, Witsel, Nainggolan, Fellaini, De Bruyne, Hazard y Lukaku