Guayaquil, junio del 2016.- Veris, a través su Central Médica Humanitaria de Canoa, recibió un reconocimiento por parte del Ministerio de Salud Pública y la Coordinación Zonal 4, por el trabajo y apoyo brindado durante la emergencia producida por el terremoto del 16 de abril en Manabí.

 La Central alcanzó las 5.425 atenciones médicas. En 60 días de trabajo continuo, se entregaron 82.589 dosis de medicamentos y se practicaron 2.357 exámenes de laboratorio.

La Central Médica Humanitaria, de 200 m2, se instaló en el centro de San Andrés de Canoa desde el 22 de abril y permaneció en el lugar durante dos meses, a disposición de la comunidad manabita las 24 horas del día. El objetivo fue SERVIR.

 En este lugar se atendieron gratuitamente los traumas del terremoto y se mitigaron enfermedades infecciosas y epidemiológicas latentes, luego de la catástrofe. La central médica contaba con equipamiento médico de última tecnología, laboratorio clínico, farmacia y medicina en general.

 Un equipo de 30 profesionales de la salud, con alto nivel de experiencia y vocación de servicio en atención médica, atendió en distintas especialidades, incluyendo traumatología, ginecología, pediatría, psicología, medicina interna y medicina general.

 Los manabitas expresaron su gratitud con Veris y quienes laboraron voluntariamente desde esta Central Médica Humanitaria, a través de carteles que colocaron afuera del lugar, con mensajes y dibujos de agradecimiento.