México supera a Reino Unido y es el tercer país con más muertos por coronavirus

México acumuló un total de 46.688 muertos por coronavirus y se convirtió en el tercer país con el mayor número de víctimas fatales por la pandemia, tras superar a Gran Bretaña.

Autoridades sanitarias mexicanas informaron el viernes a última hora que en las 24 horas previas se sumaron 688 muertos y 8.458 nuevos contagios, el mayor aumento de los casos registrado hasta la fecha en el país, que ya acumula 424.637 enfermos de Covid-19 desde el inicio de la pandemia.

Con estas cifras, México se convierte en el sexto país del mundo en cuanto a contagios confirmados, detrás de Estados Unidos, (4,5 millones), Brasil (2,6 millones), India (1,6 millones), Rusia (838.461) y Sudáfrica (493.183).

El mecanismo de rastreo en México ha causado polémica por ser uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que menos pruebas diagnósticas realiza a la población.

Las mismas autoridades han admitido que existe un subregistro de contagios y muertes porque muchos casos no pueden ser confirmados con pruebas, y el viernes informaron que se estima que el número real de contagios es de 466.948 y el de fallecidos de 48.615.

Las mismas autoridades han admitido que existe un subregistro de contagios y muertes porque muchos casos no pueden ser confirmados con pruebas, y el viernes informaron que se estima que el número real de contagios es de 466.948 y el de fallecidos de 48.615.
En una declaración conjunta, diez gobernadores de la oposición pidieron ayer la renuncia de López-Gatell por dar «información contradictoria, confusa e incoherente».

También ha generado polémica en México el uso del tapabocas para frenar los contagios, dado que a pesar de que las autoridades sanitarias federales y estatales lo recomiendan, el presidente Andrés Manuel López Obrador se niega a usarlo en público.

«Me voy a poner un tapaboca. ¿Saben cuándo? Cuando ya no haya corrupción», dijo el viernes, desafiante, el mandatario en respuesta a las críticas vertidas por la oposición conservadora.
México, que registró su primer caso el 28 de febrero, cerró la economía no esencial durante abril y mayo, y en junio inició una lenta reapertura por estados a pesar de que no se ha logrado aplanar la curva de contagios.

López Obrador se ha negado a imponer medidas obligatorias, limitándose primero a recomendar a los mexicanos que «se queden en casa» y luego a defender la reapertura para intentar reactivar la economía. La única medida que ha adoptado es el cierre de fronteras.

La pandemia hundió el PBI mexicano en 18,9% en el segundo trimestre del año, una caída histórica a tasa anual que impacta a una economía que ya arrastraba más de un año de contracción.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.