Municipio de Guayaquil ejecuta en Monte Sinaí un plan inédito en educación


Las materias del programa educativo y la contención emocional serán objetivos principales de los 300 educadores, entre tutores y técnicos en psicopedagogía, en su mayoría mujeres, que laborarán en el sector Monte Sinaí.


El Ministerio de Educación avala esta iniciativa, la cual se desarrolla en coordinación con la Unicef, o Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, que la describe como un programa inédito en la región.

El plan Educando en el camino se iniciará a finales de mes y durará cuatro meses. En el lanzamiento del plan, al que asistió la ministra Monserrat Creamer, la alcaldesa Cynthia Viteri indicó que la inversión alcanzaba los $ 1’500.000, que los docentes impartirían clases dos veces por semana, una para un grupo de seis niños y otra de manera individual.

La consigna es que los educandos pueden alcanzar los objetivos del año lectivo y eviten la deserción, un problema latente en Monte Sinaí por las dificultades para seguir las clases virtuales, por no disponer de servicio de internet o de dispositivos electrónicos.

La ministra Creamer señaló que el plan municipal complementa el programa estatal Aprendamos juntos en casa, de clases virtuales a través de plataformas, transmisión de contenidos en medios de comunicación y de la entrega en casa de material pedagógico.

Pero ante las dificultades descritas, en las cooperativas Realidad de Dios y Voluntad de Dios, prácticamente las más alejadas del centro urbano de Guayaquil, las jóvenes Dennisse Toala, su prima Jenny Pérez, Katty Indio y Nikool Rosero, apoyan la escolaridad de al menos 150 niños, recibiendo en sus teléfonos celulares las tareas de los profesores y explicando cómo desarrollarlas.

El acto se efectuó en la cancha en la que Dennisse y Jenny ayudan a unos 40 escolares. La alcaldesa hizo mención a la iniciativa de las jóvenes.

«Todo por inspiración de Dennisse, ella empezó a dar clases en ese árbol de allí, una jovencita de 17 años que sabe que no es vida sino es vida para servir a los demás», citó.

La autoridad sostuvo que los 300 tutores trabajarán con el material necesario para atender a 6.000 escolares. Dijo que los $ 1’500.000 contempla que por cada niño se destina $240.

Según la Unesco, citó Viteri, 11’000.000 de niñas en el mundo abandonarían los estudios por efecto de la pandemia y llamó a sumar esfuerzos para evitar que aquello ocurra en Guayaquil y en el país.

Junto con la ministra Creamer, indicó que el proyecto se replicaría en otros cantones.

La funcionaria estatal dijo que un niño que deja sus estudios perjudica su futuro y resaltó la labor municipal de contratar tutores para el acompañamiento de los estudios.

Sobre la deserción estudiantil, la ministra Creamer refirió que aún no hay una cifra concreta. Calificó como una «fuerte movilidad» el paso de 195.000 estudiantes que migraron del sistema privado, fiscomisional y municipal al estatal en este año atípico por la pandemia de COVID-19.

En el plan, el ministerio del ramo se encargará de la coordinación metodológica e identificación de alumnos que necesiten reforzamiento escolar.

El Centro de Desarrollo y Autogestión (DYA) cumplirá la coordinación técnica e implementación en territorio del plan con los tutores contratados, que serán seleccionados por la organización Humboldt Zentrum, siguiendo los parámetros ministeriales.

Lady Mirabá, habitante de Realidad de Dios, reconoció que sus tres hijos estaban dejando los estudios por los inconvenientes para contar con internet. Agradeció el apoyo de las autoridades para los niños del sector.

Fuente: El Universo

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.