El conjunto ecuatoriano Independiente del Valle arribó este lunes a Buenos Aires (Argentina) con la ilusión de seguir haciendo historia en la Copa Libertadores de América, cuando este miércoles visite a River Plate con la intención de hacer valer los dos goles de ventaja que obtuvo en Quito el jueves pasado.

La escuadra dirigida por el uruguayo Pablo Repetto superó las dos fases iniciales de la actual Libertadores con partidos dramáticos que los pudo perder en los instantes finales ante Guaraní de Paraguay en la primera ronda y frente a Colo Colo de Chile en la llave de grupos.

Este miércoles, desde las 17:15 de Ecuador (22:15 GMT) en el estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti de Buenos Aires, espera escribir una nueva historia ante un River Plate que intentará por todos los medios seguir defendiendo el título alcanzado la temporada anterior.

“El partido será la segunda parte de esta llave y por ende será más complicada que la primera, porque sabemos que vamos a enfrentar a un gran equipo que de local se ha hecho fuerte, pero tenemos mucha confianza para ir a buscar algo histórico”, mencionó el DT Repetto.

Pese al favorable marcador (2-0) conseguido en Quito el director técnico uruguayo no se fía e intentará complicarle la vida a los dirigidos por Marcelo Gallardo. “Es un resultado que te da tranquilidad pero no te puedes confiar porque no es una ventaja tan amplia. Para clasificar tenemos que hacer uno de nuestros mejores partidos porque el rival lo exige”.

El defensa ecuatoriano de Independiente del Valle Arturo Mina (abajo) sería considerado como titular este miércoles en el duelo de revancha ante River Plate en Argentina. Foto: Micaela Ayala/Andes.

En las anteriores definiciones la suerte y la buena actuación de los ‘negriazules’ hicieron que jueguen los octavos. En la primera fase un penal errado por Guaraní en los minutos finales hizo que los del Valle avancen a la fase de grupos, ronda en la que la fortuna en el último partido ante Colo Colo les volvió a sonreír cuando tres balones golpearon en los postes en las postrimerías del cotejo, el empate 0-0 clasificó a los de Repetto.

“Mucha gente ni soñaba que estemos en estas instancias, pero el club y los jugadores siempre peleamos por estos objetivos y hoy tenemos una gran oportunidad que tenemos que aprovecharla y cuidarla con mucho esmero, hay que correr muchísimo porque seguro va a ser un partido muy duro”, dijo el defensa Christian ‘Pichón’ Núñez.

El club originario de Sangolquí, una población que queda a unos 40 minutos al oriente de Quito, partió a las 10:30 de este lunes acompañado de directivos e hinchas que esperan lograr un hecho histórico para el novel equipo tricolor, alcanzar los cuartos de final de la Libertadores y eliminar al actual campeón del torneo.

El compromiso entre argentinos y ecuatorianos será dirigido por el árbitro colombiano Wilmar Roldán, quien estará asistido por sus compatriotas Eduardo Díaz (línea 1) y Dionisio Ruiz (línea 2). El cuarto juez será el también cafetero Luis Sánchez.