Una vez que concluyó este viernes el plazo para la inscripción de candidaturas en el Consejo Nacional Electoral (CNE) se confirmó que por primera vez en la historia 17 agrupaciones políticas buscarán la Alcaldía de Guayaquil.

La cifra supera a los procesos con más participación: en 1992 hubo 9 candidatos y en 1978, 7. En el 2014 solo fueron 4.

La papeleta para los comicios de marzo del 2019 será grande. Algunos partidos políticos debutan, otros vuelven a la contienda como Izquierda Democrática (ID) y Adelante Ecuatoriano Adelante (antes Prian).

Son ocho abogados, dos ingenieros, dos economistas, un doctor, periodista, contador, ginecólogo y escritor los que aspiran al sillón de Olmedo, que lleva 26 años en manos del Partido Social Cristiano.

Nebot fuera de la contienda
Estas no son las únicas particularidades. Según analistas y representantes de movimientos políticos, los comicios para esta dignidad serán diferentes por las ausencias en campaña del expresidente Rafael Correa, procesado por el caso Balda, y en la competencia del actual alcalde Jaime Nebot.

Correa logró endosar votos a sus candidatos y varias alcaldías en 2009 y 2014, menos la de Guayaquil, cuando era el máximo líder de Alianza PAIS (ahora dirige el grupo no calificado Revolución Ciudadana).

En tanto, Nebot pudo permanecer en el cargo desde el 2000 y obteniendo victorias con amplios márgenes en relación con sus contrincantes.

Miguel Macías, analista político, considera que las próximas elecciones serán menos agresivas: “Correa es una persona muy conflictiva y no va a estar de por medio, de tal manera creo que habrá mayor tranquilidad”.

Sin embargo, reconoce que aún tiene fuerza política, pero disminuida. Afirma que con su imagen debilitada no tendrá mucha incidencia.

Lo que sí tendrá influencia para Macías es el desafío del próximo alcalde. “Es muy difícil reemplazar a Nebot”, sostiene, y menciona que quien llegue tendrá que ponerse de acuerdo con el Gobierno en varias temáticas, sobre todo en seguridad, lo que no hubo durante la última década correísta.

Con esto concuerda Henry Cucalón, director provincial del movimiento Madera de Guerrero, quien, además, sostiene que la salida de Nebot no significa una pérdida de fuerza.

Asegura que han pasado peores momentos y los han superado. “Ante la adversidad (refiriéndose al gobierno anterior), igual luchamos, nos enfrentamos y vencimos en Guayaquil, inclusive en el momento de mayor apogeo de Correa”, dice.

En estos comicios participarán partidos noveles como Juntos Podemos y Libertad es Pueblo. Además, estarán otros reconocidos que nunca han ganado la Alcaldía de Guayaquil.

Wilson Sánchez, director nacional de Adelante Ecuatoriano Adelante, afirma que con la no presencia de Nebot su agrupación tendrá oportunidad de pelear la Alcaldía. E indica que su grupo sufrió una persecución política por la pérdida de la personería jurídica en 2014. Asegura que para los militantes este es un nuevo comienzo.

Reconoce que la labor actual, en cuanto a las obras, es buena; sin embargo, piensa que es necesario un cambio de administración en la urbe porteña.

Carlos Ayora, presidente provincial de ID, partido que participará para esta dignidad, luego de una ausencia en este tipo de comicios en la última década, cree que la próxima contienda será complicada.

“Para mí ha sido muy difícil porque hemos entrado a competir con maquinarias electorales. Es un partido que recién se inicia y frentear a ellos (Partido Social Cristiano) es siempre difícil, pero no imposible. Es un triunfo que la ID se vuelva a levantar”, añade. (I)

Mujeres son minoría
La mayoría de aspirantes a la Alcaldía de Guayaquil son hombres. Solo Cynthia Viteri, del PSC-MG, y Martha Macías, de Sociedad Patriótica, representarán a las mujeres.

Propuestas
Seguridad, revisión de multas de tránsito, lucha contra las drogas, legalización de terrenos, apoyar a los emprendimientos, cobertura total de agua potable, incrementar espacios verdes, crear fuentes de empleo y escuelas de capacitación vial son las principales propuestas de los aspirantes.