Universidad Católica y Deportivo Cuenca mantuvieron la intensidad hasta el final. Al equipo de Aguinaga se le terminó la gasolina pero al final lo empató.

Deportivo Cuenca consiguió un punto importante y sigue escalando en la tabla de posiciones. A puro coraje. Los dirigidos por Alex Aguinaga igualaron un partido complicado y frustraron el festejo camaratta.

De entrada, los morlacos sorprendieron con una jugada cuajada a empujones. Pelota al vacío que piloteó Becerra y que aprovechó Bryan Oña para poner el 0 a 1 en el score. Sorpresa y autoridad del equipo austral que dominaba las acciones en El Batán pudiendo, incluso, irse con tres o cuatro tantos a favor antes del descanso.

Para el complemento, reaccionó Católica y Célico encontró un as bajo la manga con el ingreso de Romario Ibarra. Aguinaga frenó a su equipo, sacó a Kouffaty y cedió toda la iniciativa. Los locales se agrandaron y capitalizaron sus chances.

La dupla apareció. Vides y Escalada remontaron el marcador parcial a favor del Trencito Azul.

Romario Ibarra fue clave para los festejos de los dueños de casa. Sin embargo, cuando la suerte estaba echada, centro al área de Católica en el minuto 93 y Exequiel Filipetto puso el 2 a 2 definitivo, desatando toda la furia en la banda de Aguinaga. Un punto sufrido y a festejar.