Científicos británicos comenzaron a probar un tratamiento que conferiría inmunidad a quienes hayan estado expuestos al coronavirus


Un grupo de científicos británicos están probando un nuevo fármaco que podría evitar que alguien que haya estado expuesto al coronavirus desarrolle COVID-19.  Según informó The Guardian, la terapia con anticuerpos conferiría inmunidad instantánea y sería tratamiento de emergencia con el objetivo de contener los brotes.


Según indicaron las personas a cargo de la iniciativa, las personas que viven en hogares o asilos en los que alguien contrajo COVID-19 podrían ser inyectadas con la droga para detener también el avance de la infección. También podría administrarse a estudiantes universitarios, un demográfico donde el virus circula con facilidad.

“Si podemos demostrar que este tratamiento funciona y prevenir que las personas que están expuestas al virus desarrollen el COVID-19, sería un emocionante aporte al arsenal de armas que se están desarrollando para combatir este terrible virus“, dijo la doctora Catherine Houlihan, viróloga de University College London Hospitals NHS Trust (UCLH) y directora de un estudio sobre el medicamento.

El medicamento ha sido desarrollado por UCLH y AstraZeneca, la compañía farmacéutica que también, junto con la Universidad de Oxford, ha creado una de las vacunas contra el COVID-19 que actualmente se encuentra a la espera que la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios apruebe su uso en el Reino Unido la próxima semana.

El equipo a cargo de los estudios espera demostrar que el cóctel de anticuerpos proteja a los pacientes del COVID-19 durante un periodo de entre seis y 12 meses.

Si las autoridades sanitarias aprueban el fármaco -que podría estar disponible en marzo o abril- el mismo se le administrará a personas que hayan estado expuestas al COVID en algún punto durante los ocho días anteriores.

“La ventaja de este medicamento es que proporciona a los pacientes anticuerpos inmediatos”, dijo Houlihan.

Este mes, el hospital del University College se convirtió en el primer sitio del mundo en reclutar pacientes para el ensayo controlado aleatorio, y suministrarles el fármaco o un placebo.

“Hasta la fecha, hemos inyectado a 10 participantes (entre personal, estudiantes y otras personas) que estuvieron expuestos al virus en un hogar, en un entorno de atención médica o en las residencias de estudiantes”, dijo Houlihan. Ella y sus colegas seguirán de cerca a los participantes para ver cuál de ellos desarrolla la infección del COVID-19.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.