Colombianos que esten presos en Ecuador serán repatriados a su país


El presidente Daniel Noboa le apuesta a la repatriación de personas privadas de libertad como una de las soluciones en la lucha contra la delincuencia organizada.


Para esto, puso en vigencia el decreto Ejecutivo 139, que dispone al Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) que realice los procedimientos administrativos para devolver a los presos a sus países de origen. Eso con el apoyo de los ministerios de Relaciones Exteriores, de la Mujer, de Gobierno y del Interior.

De acuerdo con el último censo penitenciario, realizado por el INEC, en las cárceles ecuatorianas están recluidas 3 245 personas privadas de libertad de otras nacionalidades, que representan el 10.4% del total de la población penitenciaria.

De los 3 245 presos extranjeros, 2 900 son hombres y 345 mujeres. La mayoría son de nacionalidad colombiana, seguido de peruanos y venezolanos.

La cifra mayor corresponde a Colombia, con alrededor de 1 500 personas, que es el grupo que mayor énfasis ha hecho el Gobierno ecuatoriano.

Daniel Noboa anunció que está en marcha la repatriación y anticipó que el envío a la frontera con Colombia se realizará en grupos de 100 hasta completar la totalidad.

Al Presidente no le preocupan los anuncios de las autoridades colombianas, quienes anticiparon que si los presos no tienen procesos judiciales pendientes en ese país, serán puestos en libertad.

Noboa sostiene que esas personas no podrán volver al Ecuador porque tienen prohibición de ingresar para siempre. Sin embargo, olvida que en la frontera entre Ecuador y Colombia existen al menos 40 pasos ilegales de fácil acceso utilizados para el narcotráfico y contrabando.

De los 1 500 privados de libertad colombianos en Ecuador, la mayoría fue procesado por los delitos de narcotráfico, robo y asesinato.

Hace pocos días el presidente de Colombia, Gustavo Petro, aseguró que “Ecuador es consciente que eso no se puede hacer de la noche a la mañana, es un proceso que debe respetar las condiciones jurídicas de cada país para que no se provoque un problema peor del que ya existe”.

Y el ministro de Justicia colombiano, Néstor Osuna, fue más allá, al advertir que si los presos colombianos que cumplían condenas en Ecuador, no tienen procesos judiciales abiertos en su país, serán puestos en libertad inmediatamente.

“Los están expulsando de la cárcel, es decir los están dejando en libertad y al llegar a la frontera, si tienen alguna deuda pendiente tendrán que ser capturados y si no la tienen seguirán su vida en libertad”, resaltó Osuna.

Las autoridades ecuatorianas no han especificado los plazos para la ejecución de la deportación de privados de libertad extranjeros y los procedimientos aún no están definidos.

El director del SNAI, Luis Zaldumbide, y el presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela, mantuvieron una primera reunión para analizar un instructivo que permita cumplir el decreto presidencial.

Esta no es la primera ocasión que se anuncia esta medida. A inicios de septiembre de 2021, el entonces presidente, Guillermo Lasso, anunció que deportará a 3 000 extranjeros privados de libertad, lo que al final no se cumplió.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.