Dineros que estaban destinados para obras y festejos por el Bicentenario se destinaron al área de Salud


El arribo de la pandemia de la COVID-19 significó la dolorosa pérdida de más de 3 mil vidas en la provincia del Guayas y también provocó un giro a la planificación prevista por el Bicentenario de la Independencia de Guayaquil.


El pasado lunes la alcaldesa Cynthia Viteri anunció que, pese a ser el 2020 un año crítico, se celebrará a la urbe porteña «con 462 obras por el Bicentenario, con una inversión que supera los 270 millones de dólares y que han permitido la generación de 58.371 empleos, directos e indirectos, beneficiando a 1’688.000 personas, con 201 kilómetros de vías y 286 kilómetros de aceras y bordillos».

En su alocución, Viteri confesó que 35 millones de dólares que estarían destinados para las obras y festejos de esa fecha, que se cumple este 9 de octubre, debieron destinarse al área de Salud, por la emergencia sanitaria que provocó el coronavirus en Guayaquil, una de las ciudades más golpeadas por el virus en todo Ecuador.

Según indicó la primera autoridad de la urbe porteña, aquellos monumentos como la Llama Eterna y las esculturas, preparadas para celebrar el Bicentenario, fueron suspendidas, aunque probablemente continúen en el 2021.
Viteri puso en la lista obras que el exalcalde Jaime Nebot ofreció antes, entre estas, la aerovía (2016), la ampliación del sistema de transporte público Metrovía (2017) y la construcción de la Casa José de Villamil (2019), como parte del Comité del Bicentenario.

En cuanto a los trabajos próximos a inaugurarse, Viteri destacó el Puente Guayaquil-Daule, la avenida Delta; otros en ejecución como el Centro de Desintoxicación de Bastión Popular, el Centro Integral de Rehabilitación para personas con Discapacidad; los que están en procesos de licitación, adjudicación y contratación, como el Complejo Deportivo de Monte Sinahí, el Hospital de Puná, el Hospital de El Morro, el Hospital de Tenguel, el Mercado Minorista y Muelle de Posorja. Estos últimos, son atribuibles a su gestión-

 

LO OFRECIDO

La planificación para celebrar el Bicentenario de Guayaquil o los 200 años de la Independencia comenzó en 2018. En octubre de ese año, el exalcalde Jaime Nebot fue designado para presidir un comité encargado de los festejos. Nebot, en ese entonces, dispuso la asignación de un presupuesto de aproximadamente $ 4,5 millones para que las direcciones municipales realicen distintas gestiones para el nuevo Guayaquil, por el bicentenario.

En agosto de 2019, se contrataron los estudios técnicos para la elaboración de un Monumento al Bicentenario y de la denominada Llama Eterna de la Libertad. Solo en los estudios para esa obra se gastaron más de USD 184.000. En marzo de 2020, el Municipio adjudicó la construcción del monumento por USD 716.000. Esta obra se inaugurará en 2021 y tendrá 18 metros de alto. El costo total se acerca a USD 1 millón si se le suma el costo del estudio técnico del Monumento al Bicentenario y Llama de la Libertad (USD 184.346).

Fuente: Ecuavisa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.