Discrepancias entre IESS y Solca por deuda por pacientes derivados


El Seguro Social y Solca Guayaquil mantienen una difícil relación, debido a la deuda que mantiene la primera de ambas instituciones con la segunda.


A través de un comunicado difundido en sus redes sociales, Solca informó que suspende la atención a los nuevos pacientes derivados del IESS, “debido a la escasez de insumos médicos, y la severa limitación de medicinas oncológicas en nuestro inventario, como consecuencia de la falta de pago”.

La suspensión, anotó, es indefinida. Sin embargo, no afecta a los pacientes que ya reciben atención.

Deuda sería de casi 100 millones

En diálogo con Carlos Vera, en nuestro programa “Del Día a la Noche”, el presidente del Consejo Directivo de Solca, José Jouvín Vernaza, afirmó que la prestación alcanza los 100 millones de dólares en el presente año, de los cuales solo les han pagado 6 millones.

Pese a sus numerosos llamados al IESS, no les han cumplido, y por ello se ven en la obligación, dijo, de suspender la atención.

Según Jouvín, no pueden mantener los tratamientos sin insumos. Han esperado pacientemente, pero sin respuesta.

La situación con los pacientes del Ministerio de Salud no tiene contratiempos.

Las cifras son erradas

Por su parte, el presidente del directorio del IESS, Eduardo Peña, replicó que las cifras mencionadas por Jouvín no son las reales.

En primer lugar, la supuesta deuda es de 60 o 70 millones, y no de 100.

Peña precisó que, al asumir sus funciones, estableció un compromiso de pago con las 8 clínicas de Solca de todo el país. En lo que tiene ver a rubros por pacientes derivados del IESS, tanto ellas como los operadores de enfermedades renales que ofrecen diálisis, y los centros médicos que realizan operaciones de alto riesgo, son los primeros atendidos.

Según el funcionario, los pagos se han cumplido a rajatabla, y se mostró confiado de que Solca Guayaquil depondrá su medida.

Peña reconoció que hay complicaciones de flujo, debido a los problemas económicos del país, pero recordó que muchas de esas deudas son antiguas, que deben ser primero auditadas antes de proceder al pago.

Su aspiración es mejorar los montos asignados a los operadores, una vez que la situación financiera también se optimice.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.