EEUU: Joe Biden cerró su campaña junto a Lady Gaga: “Es hora de ponernos de pie y recuperar nuestra democracia”


El candidato demócrata eligió terminar en Pensilvania, un estado clave para la carrera por la Casa Blanca, y con un show de la cantante, que dejó un mensaje de unión para los Estados Unidos: “No importa quién gane, vamos a tener que hacer esto juntos”.


Tocando bocinas, con enormes banderas estadounidenses y la superestrella del pop Lady Gaga: en vísperas de las elecciones presidenciales, Joe Biden llevó un aire de espectáculo a Pittsburgh, una ciudad emblema de la clase trabajadora, al coronar una campaña en gran parte restringida por la pandemia de covid-19.

“¡El poder está en tus manos, Pensilvania!”, dijo el candidato demócrata a la Casa Blanca el lunes por la noche ante varios cientos de simpatizantes reunidos en un autocine en lo que se ha convertido en el estado fundamental en la batalla de Biden contra el presidente Donald Trump.

“Es hora de ponernos de pie y recuperar nuestra democracia”, agregó el candidato de 77 años, lo que provocó un crescendo de bocinazos de autos afuera del estadio que es el hogar del equipo de fútbol americano Pittsburgh Steelers.

Estos autocines se han convertido en un elemento básico de la campaña discreta de los demócratas, que se ha adherido escrupulosamente a las pautas de distanciamiento social y uso de máscaras para protegerse contra el coronavirus, que ya ha matado a más de 230.000 estadounidenses.

Pero a pesar de los esfuerzos por montar un espectáculo que se parezca al menos en parte a mega-mítines con infusión de conciertos que tradicionalmente han marcado el final de una campaña, los autos estacionados a distancia, la escasez de espectadores y pocos periodistas a los que se les permitió ingresar lo deja claro: la pandemia ha afectado el rostro de la política estadounidense en 2020.

En el frío de noviembre, Biden puso fin a una campaña que lanzó hace 18 meses: “Esta es una batalla por el alma de Estados Unidos”, dijo. “Tenemos que ganar esto”.

Lady Gaga, vestida con una sudadera blanca con “Joe” impreso en el frente, escuchó y aplaudió desde su escenario.

Minutos antes, se había quitado los guantes y se había sentado ante un piano blanco para dar un breve pero inspirado calentamiento musical para los simpatizantes de Biden.

“Quítense los guantes porque es una pelea, una pelea por lo que creen”, dijo antes de cantar su hit Shallow.

La ganadora del Grammy de 34 años pidió a la audiencia que votara por Biden porque “necesitábamos a alguien que nos uniera a todos en este momento, en este momento tan importante”.

“No importa quién gane mañana, vamos a tener que hacer esto juntos. Mañana tiene que ser pacífico”, agregó, en una alusión a las tensiones que han aumentado en Estados Unidos antes de las elecciones.

La cantante, que una vez vivió en Pensilvania, ha estado en esta posición antes. En 2016, ayudó a cerrar la campaña de la demócrata Hillary Clinton, quien perdió ante Trump.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.