El presidente del Consejo Directivo del IESS habló de la situación de los hospitales

Foto: Captura

«El gerente que nombré duró cinco días, lo amenazaron, se asustó y me dijo prefiero irme», confirmó Eduardo Peña, presidente del Consejo Directivo del IESS. Se refirió a Fausto Guerrero, quien el 10 de enero de este 2024 fue posesionado. Y para el 20 de enero presentó su renuncia.


El ex funcionario señaló que el hospital requiere una intervención global y que esos cambios no solo dependen de él sino de un cambio total en el sistema, con un equipo de personas técnicas, éticas, que amen a la institución y que estén plenamente comprometidas.

En esa línea, Fausto Guerrero denunció: «En estos días además se han presentado eventos extraños que incluso han afectado mi seguridad personal».

Consultado, en Visionarias sobre mafias en los hospitales del IESS como el Teodoro Maldonado Carbo, Eduardo Peña, presidente del Consejo Directivo, dijo que no solo pasaba ahí. Y contó lo que le pasó en el HCAM, como se conoce al Hospital Carlos Andrade Marín. Pero no dio más detalles sobre qué tipo de amenazas.

Eduardo Peña también reiteró: «Soy de resistencia, no de velocidad. El cambio no será inmediato. Quedan 17 meses, habrá cambios, a muchos no les gustarán. La idea es preservar los dineros de afiliados y jubilados».

En el IESS hay 3 160 000 afiliados aportantes. Pero, Eduardo Peña recordó que hay nueve millones de usuarios en los hospitales. Confirmó que no es posible dejar de darles el servicio, por ejemplo a los hijos de los afiliados porque sería inconstitucional.

«Tendríamos problemas constitucionales porque hay derechos adquiridos; cerrarles la puerta es difícil, han tenido servicio médico y dental», comentó y adelantó que se trabaja en una fórmula para cobrarles.

En medio de la pandemia por covid-19 se conoció de peculado en la compra de insumos y medicamentos en los hospitales del IESS, de Guayaquil. También por años se conoce de compras grandes de medicinas que caducan en las bodegas. Desde el Gobierno de Lenín Moreno empezó el desabastecimiento de medicinas e insumos en la salud pública.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.