El secretario general de la ONU denuncia que petroleras sabían de las consecuencias sobre el calentamiento global


Antonio Guterres arremetió este miércoles en el foro de Davos contra las petroleras por “vender su gran mentira” sobre el calentamiento global, cuyas consecuencias conocían desde hace décadas.


Dirigiéndose a una sala repleta de la élite empresarial y política reunida en el Foro Económico Mundial (WEF), en Davos, Guterres estableció un paralelismo entre las acciones de las petroleras y las de las tabacaleras, que se han visto afectadas por demandas masivas sobre los efectos de los cigarrillos.

“Algunos productores de energías fósiles eran totalmente conscientes en los años 1970 que su producto estrella iba a quemar el planeta”, dijo Guterres.

Según un estudio publicado la semana pasada en la revista Science, ExxonMobil desestimó las conclusiones de sus propios científicos sobre el papel de los combustibles fósiles en el cambio climático.

“Pero, como la industria del tabaco, hicieron poco caso a su propia ciencia” dijo Guterres, refiriéndose a los juicios que demostraron que las empresas tabaqueras habían ocultado los peligros de sus productos.

“Algunos gigantes petroleros vendieron la gran mentira. Al igual que la industria tabacalera, los responsables deben rendir cuentas”, añadió.

En 1998, varios estados de Estados Unidos consiguieron un acuerdo histórico contra las tabacaleras por 246.000 millones de dólares, destinado a cubrir los costes del tratamiento de los fumadores afectados por los efectos nocivos de los cigarrillos.

El estudio sobre ExxonMobil publicado la semana pasada en la revista Science reveló que los científicos de la empresa habían modelizado y predicho el calentamiento global “con una exactitud pasmosa” pero que la empresa “se pasó las dos décadas siguientes negando esa misma ciencia climática”. ExxonMobil es objeto de varias demandas en Estados Unidos.

Preguntado por el informe de Science, un portavoz de ExxonMobil dijo la semana pasada que el tema se había planteado varias veces en los últimos años y que en cada caso la respuesta de la empresa era que “quienes dicen que ‘Exxon lo sabía’ se equivocan en sus conclusiones”.

“Tenemos que poner fin a las mentiras de las grandes compañías petroleras, de gas y de carbón y empezar a actuar colectivamente para eliminarlas”, declaró el director ejecutivo de la iniciativa, Alex Rafalowicz, denunciado la actuación de los gobiernos “devastadoramente lenta y lastrada por la influencia de los grupos de presión de los combustibles fósiles”.

El jefe de la ONU también pidió a los líderes empresariales en la sala que presenten antes de finales de año planes “creíbles y transparentes” sobre cómo alcanzar las emisiones cero.

Los expertos de la ONU publicaron unas recomendaciones en la cumbre del clima celebrada en Egipto en noviembre según las cuales las empresas no pueden afirmar que tienen emisiones netas cero si invierten en nuevos combustibles fósiles, provocan deforestación o compensan las emisiones con créditos de carbono en lugar de reducirlas.

“Aquí en Davos, hago un llamamiento a todos los líderes empresariales para que actúen basándose en estas directrices”, dijo.

Guterres criticó los compromisos climáticos “dudosos” u “oscuros” de muchas empresas sobre su objetivo de cero emisiones de carbono, lo que “induce al error en los consumidores, los inversores y los reguladores con falsas informaciones”, reiteró, en alusión a las campañas de lavado de imagen verde (‘greenwashing’) de las empresas.

 

“Adicción” a los combustibles fósiles

En su discurso, Guterres instó al mundo a “poner fin a la adicción a los combustibles fósiles”, al tiempo que advirtió de que el objetivo de limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados “se está esfumando”.

“Actualmente, los productores de combustibles fósiles y los que los apoyan siguen luchando para aumentar la producción, a sabiendas que su modelo económico es incompatible con la supervivencia de la humanidad”, afirmó. “Esta locura parece ciencia ficción, aunque sabemos que el colapso del ecosistema es un hecho científico puro y duro”, insistió el responsable.

Su discurso fue acogido con satisfacción por la Iniciativa del Tratado de No Proliferación de los Combustibles Fósiles, que impulsan países insulares del pacífico como Tuvalu y Vanuatu.

Fuente: El Universo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.