En reino Unido un estudio advierte por pacientes que volvieron a ser hospitalizados tras superar casos graves de COVID-19

Un estudio de la Universidad de Leicester y la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) del Reino Unido determinó que las personas que se recuperaron de casos severos de COVID-19 corren un riesgo relevante de que su condición vuelva a deteriorarse pocos meses después.

La investigación, la primera a gran escala sobre personas dadas de alta, indica que mucho de los pacientes por coronavirus desarrollaron distintas secuelas: cardíacos, diabetes y afecciones crónicas del hígado y los riñones, entre ellas.

Según el trabajo, de las 47.780 personas que recibieron altas hospitalarias durante la primera ola de la pandemia en el país europeo, el 29,4 por ciento fueron readmitidas dentro de los 140 días. El trabajo, que todavía no ha sido evaluado por pares, también informó que el 12,3 por ciento del total murió.

La información se conoce cuando el Reino Unido atraviesa un nuevo embate de la pandemia. El pís tuvo la mayor cantidad de muertes per cápita a nivel global la semana pasada, con 16,5 decesos por millón de personas. El gobierno de Boris Johnson ha impuesto duros confinamientos y confía en que una agresiva campaña de vacunación ayude a contrarrestar el avance de la enfermedad. Con ese propósito, el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra anunció que algunos hospitales comenzarán a aplicar vacunas las 24 horas del día y los 7 días de la semana. También inauguró recientemente centros masivos en estadios de fútbol y otras instalaciones masivas para ampliar su capacidad para inmunizar a la población. Este lunes el secretario de Salud, Matt Hancock, anunció que más de 4 millones de personas ya fueron vacunadas.

Seguimiento de pacientes

El responsable del estudio, Kamlesh Khunti, dijo que ”la gente parece volver a casa, tener efectos a largo plazo, regresar y morir”. “Vemos que casi el 30 por ciento ha sido readmitido, y eso es mucha gente”, agregó. Khunti dijo que estos hallazgos exigen que se establezca un programa de monitoreo para aquellos que son dados de alta y que reciban tratamientos terapéuticos posteriores.

El punto de corte actual para registrar las muertes por COVID-19 es 28 días después de una prueba positiva, lo que puede significar que miles de personas más podrían ser contabilizadas en esa estadística de confirmarse que fallecieron meses después como consecuencia de una condición desarrollada como consecuencia de la enfermedad.

El nuevo estudio aún no ha sido revisado por pares, pero los expertos describieron el documento como “importante”.

Con respecto a los pacientes que fueron diagnosticados como diabéticos luego de superar el COVID-19, expresó: “No sabemos si es porque Covid destruyó las células beta que producen insulina y las personas contraen diabetes tipo 1, o si causa resistencia a la insulina y desarrolla tipo 2, pero estamos viendo estos nuevos y sorprendentes diagnósticos de diabetes “, dijo. adicional.

Sobre aquellos que desarrollaron otras secuelas, expresó: “Hemos visto estudios en los que los sobrevivientes se han sometido a escáneres MRS y tienen problemas cardíacos y problemas hepáticos. “Estas personas requieren un seguimiento urgente y la necesidad de tomar aspirina y estatinas”, alertó Khunti.

Primeras repercusiones del trabajo

Christina Pagel, directora de la unidad de investigación operativa clínica del University College de Londres, se refirió al estudio: “Este es un trabajo muy importante. El COVID es mucho más que la muerte.”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.