Estados Unidos extendió hasta julio de 2021 la prohibición de comercializar un bono de la petrolera venezolana PDVSA


El departamento del Tesoro de los Estados Unidos extendió este miércoles hasta julio de 2021 la licencia que prohíbe las transacciones del bono de Petróleos de Venezuela S.A. PDVSA-2020-8,5%, asegurando de esta manera la protección de las acciones de su filial estadounidense CITGO.


La Licencia General 5F fue anunciada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro (liderado por el secretario Steven Mnuchin) y en el marco del régimen de sanciones a la dictadura de Venezuela, que controla a PDVSA. Lleva la firma del vice director Bradley T. Smith y entró en vigencia este mismo miércoles.

Reemplaza a la anterior Licencia General 5E publicada el 6 de octubre, que prohibía toda transacción en torno al bono PDVSA-2020-8,5% hasta el 19 de enero de 2021. La nueva licencia extiende la prohibición hasta el 21 de julio de 2021.

La medida está orientada a evitar que los tenedores del bono, que entró en default en 2019, puedan ejecutar la garantía que les otorgaría la mayoría accionaria de CITGO, filial estadounidense de PDVSA que servía como colateral para los instrumentos de la petrolera estatal venezolana.

Esta protección a CITGO, compañía que está bajo el control del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por Estados Unidos como presidente interino de Venezuela, ha sido prorrogada varias veces.

En octubre de 2019 vencía el pago de intereses del bono 2020 de Petróleos de Venezuela (PDVSA) por 913 millones de dólares. Dado que el gobierno venezolano no cumplió con las obligaciones, los tenedores tenían el derecho de asumir el 51% de las acciones de CITGO, que son la garantía de la emisión.

El control de esta empresa está en el medio de la pugna entre el oficialismo y la oposición: mientras que las autoridades de Estados Unidos reconocen a la junta directiva ad hoc nombrada por la Asamblea Nacional y a Guaidó, el régimen de Nicolás Maduro acusa a los opositores de apropiarse de un activo estatal.

Pese a las restricciones que representan las sanciones estadounidenses a Venezuela, los tenedores del bono 2020 de PDVSA, entre los que está la compañía estatal rusa Rosneft, podrán ejecutar la garantía merced a esta licencia otorgada por el Departamento del Tesoro.

Para evitarlo, el Gobierno del presidente Donald Trump ha emitido las sucesivas prórrogas desde octubre de 2019.

CITGO, con sede en Houston, Texas, tiene tres refinerías en Estados Unidos que en conjunto procesan unos 750.000 barriles de crudo venezolano al día, así como una red de unas 10.000 gasolineras en todo el país.

En enero de 2019, días después de que Guaidó se proclamara presidente encargado venezolano y lograse el reconocimiento de Washington, Washington impuso sanciones a PDVSA que incluyeron el bloqueo de los fondos de CITGO con el objetivo de traspasarlos eventualmente al equipo del líder opositor.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.