Estados Unidos superó las 300.000 muertes por coronavirus

EEUU registra la cifra más baja de contagios en un día desde el 26 de marzo y se aproxima a los dos millones de contagios

Más de 300.000 personas murieron a causa del coronavirus en Estados Unidos, según indicó este lunes el recuento de la Universidad Johns Hopkins. El país norteamericano rompió esta nueva lúgubre barrera el mismo día en el que comenzó a inocular a su población contra la enfermedad.


La primera potencia económica mundial continúa registrando récords al superar regularmente los 200.000 nuevos casos por día y las 2.500, y en ocasiones 3.000 muertes cada 24 horas. Con más de 16,4 millones de casos, es el país más afectado por la pandemia en términos nominales, tanto en contagios como decesos.

Las autoridades habían advertido que se produciría un aumento de las muertes después de que millones de personas viajaran por todo el país durante las vacaciones de Acción de Gracias del mes pasado.

Con respecto a la campaña de inmunización, la primera persona en recibir la inyección fue una enfermera de Nueva York. Sandra Lindsay, una sanitaria especializada en cuidados intensivos, recibió la vacuna frente a las cámaras en el Hospital Judío de Long Island, un gran centro situado en el barrio de Queens.

“La primera vacuna fue administrada. ¡Felicitaciones Estados Unidos! Felicidades a todo el MUNDO!”, celebró poco después en Twitter el presidente saliente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump.

Poco después, el presidente electo Joe Biden, que asumirá el cargo el 20 de enero, tuiteó: “Mantengamos la esperanza, llegan días mejores”.

El inicio de la vacunación llega seis días más tarde que en Reino Unido, primer país que autorizó el inmunizante de los laboratorios Pfizer/BioNTech.

Tras la inyección, la enfermera afirmó sonriente que se encontraba “bien” y “aliviada”, con una sensación muy similar a la de cualquier otro pinchazo.

Los funcionarios sanitarios señalan que las vacunas deberán estar disponibles para todos a mediados del año que entra.

El objetivo de Estados Unidos es vacunar a unos 20 millones de personas antes que termine diciembre, y a 100 millones antes de que acabe marzo. Las autoridades ya comenzaron a distribuir las primeras dosis de la vacuna alrededor de los 50 estados, que las aplicaran de acuerdo a su propio criterio. No obstante, los Centros de Control de Enfermedades sugirieron que los trabajadores de la salud y los residentes de los hogares de ancianos sean los primeros en ser inmunizados.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.