La comisión de Fiscalización de la Asamblea señala a Moreno y a Lasso como responsables de la crisis energética


El 5 de octubre del 2023, Ecuador sufrió apagones. Y el entonces ministro de Energía y Minas, Fernando Santos Alvite, anunció que a partir del 27 de octubre habría cortes de energía eléctrica de cuatro y tres horas diarias, en Sierra y Costa. La Comisión de Fiscalización de la Asamblea revisará, este miércoles 31 de enero, el informe sobre la crisis energética en Ecuador.


Fiscalización, presidida por la asambleísta Pamela Aguirre, de la RC5, señala en su informe que la crisis energética deja pérdidas que superan los USD 400 millones para los sectores productivos. En el sector público las pérdidas son más de USD 230 millones por la importación de energía desde Colombia.

Ecuador tuvo que pagar más de 60 centavos el kilovatio, cuando la tarifa al público en el país es de 9 centavos, según dijo Andrea Arrobo, Ministra de Energía, en su comparecencia ante la Comisión de Fiscalización.

También, en el informe, Fiscalización anota que la crisis tiene su origen en una institucionalidad débil a partir de la fusión de los ministerios de Hidrocarburos, Minas y Electricidad y Energía Renovable en el Ministerio de Energía y Minas. Eso ocurrió en el 2018, luego del Decreto Ejecutivo 399, firmado por el expresidente,
Lenín Moreno.

Además no se ha cumplido con el Plan Maestro de Electricidad. Luego de cinco años desde su aprobación registra un incumplimiento del 84.6 %. Esta es una responsabilidad del ministerio del ramo y la autoridad que lo presidió, Fernando Santos Alvite, dice el informe. Eso se establece el artículo 12 de la Ley Orgánica de Servicio Público de Energía Eléctrica.

Asimismo, la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, en su informe evidencia la supuesta falta de gestión preventiva en el correspondiente mantenimiento al Sistema Nacional de Interconexión. «Existieron inobservancias a las alertas emitidas por el Cenace y Celec EP sobre los efectos del estiaje. La respuesta de las autoridades fue nula o tardía».

 

Por ejemplo, se detalla en el informe sobre la crisis energética:

  • No se contrató gas para la Termoeléctrica Machala.
  • La contratación por parte de Empresa Eléctrica Quito (EEQ) para aumentar 465 MW fue declarada desierta y el contrato con Energyquil establece unas obligaciones distintas a las manifestadas públicamente por el exministro Fernando Santos Alvite.
  • No existió incorporación de nueva oferta eléctrica para enfrentar el estiaje.
  • El exministro de Finanzas, Pablo Arosemena Marriot, incumplió con sus obligaciones y retiró
    recursos de Celec EP y CNEL EP agravando la crisis eléctrica.
  • El Ministerio de Finanzas a la fecha tiene valores pendientes por USD 196 millones y USD 462 millones respectivamente, según los representantes de las empresas en mención y la Directora de la Agencia de Control respectiva.
  • Estas acciones han agravado la situación financiera de las empresas públicas que son las
    instituciones obligadas a invertir en la generación y transmisión de energía eléctrica.
  • El expresidente Guillermo Lasso firmó concesiones a dos días de abandonar el cargo. «Entre esas se encuentra el proyecto Conolophus, que estaría beneficiando económicamente al exconsejero presidencial Roque Sevilla, lo cual, presuntamente daría indicios de un delito de tráfico de influencias», señala el informe.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.