La OEA rechaza irrupción ecuatoriana en embajada de México en Quito


La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), encabezada por el uruguayo Luis Almagro, condena el accionar de la policía ecuatoriana y reiteró la «obligación» que tienen todos los Estados de no invocar normas de derecho interno para justificar el incumplimiento de sus obligaciones internacionales.


Almagro urgió al «diálogo» a México y Ecuador y anticipó que pedirá una reunión del Consejo Permanente del organismo para abordar las tensiones entre ambos países y consideró «necesaria» una reunión del Consejo Permanente de la organización, con sede en Washington.

La Organización de los Estados Americanos se pregunta dónde quedó el compromiso de seguir los acuerdos de derecho internacional que garantizan la convivencia de los países luego de la crisis diplomática desatada en Ecuador, tras la irrupción de la Policía Nacional a la embajada de México sin previo consentimiento del embajador.

Un cataclismo diplomático estalló luego que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunciara la ruptura formal de las relaciones diplomáticas con Ecuador tras considerar la irrupción a su embajada en Quito como una violación de la soberanía nacional y del derecho internacional.

En síntesis lo que ocurrió fue que la Policía Nacional ecuatoriana irrumpió en la embajada de México para detener al exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, de 54 años, que gozaba del asilo político del gobierno mexicano y que está imputado de malversación de fondos públicos.

Glas, vicepresidente entre 2013 y 2017 con Rafael Correa (2007-2017) y luego en los inicios del Gobierno de Lenín Moreno (2017-2021), fue trasladado este sábado, 6 de abril, a la prisión de máxima seguridad La Roca, en Guayaquil.

La cascada de reacciones empezó por los 22 gobernadores de los estados de México y el alcalde de la capital Ciudad de México, quienes respaldaron el rompimiento de las relaciones diplomáticas con Ecuador.

Los gobernadores, emanados del partido del presidente López Obrador, reclamaron la garantía de la seguridad y el respeto a la integridad de las embajadas y misiones diplomáticas de México, así como el de su personal y de las personas que en ellas se encuentren, tal y como establece la Convención de Viena.

También pidieron el retorno seguro y ágil de los diplomáticos mexicanos, que fueron agredidos por la entrada a la fuerza de la Policía de Ecuador.

Además, manifestaron su total apoyo a las medidas que adoptará el Gobierno de México ante organismos multilaterales para denunciar lo que consideraron “una violación inaceptable a las normas que regulan la civilidad en las relaciones diplomáticas entre las naciones del mundo”.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.