Lionel Scaloni no continuaría como entrenador de Argentina


Durante la última doble fecha FIFA de amistosos previos a la Copa del Mundo de Qatar 2022, en la que Argentina le ganó a Honduras y a Jamaica, trascendió un rumor sobre un supuesto intercambio de palabras algo incómodo entre Claudio Tapia, presidente de la AFA y Lionel Scaloni.


¿Qué pasó? Oficialmente no se supo, pero lo que sí se supo, valga la redundancia, fue que el entrenador le pidió una cosa a Tapia, y recibió una respuesta que hasta hoy le duele y sería el principal motivo por el cual aún no renovó como técnico.

Hasta hace días, se creía que la causa central tenía que ver con un tema de dinero, pero no. Hubo actitudes por parte de la dirigencia que Scaloni decidió soportar en silencio, pero que ahora, con la medalla de la Copa América, La Finalissima y el Mundial, decide no exponer pero sí limar. Lo que se sabía era que a Scaloni le incomodaban ciertos manejos de la dirigencia, que consideraba en algún punto como riesgosos para el plantel y por eso quiere bajar una línea a modo de condición.

El encargado de darle forma y aportar a ese rumor, para que se convierta en una suerte de certeza fue el periodista Mariano Hamilton, quien accedió a información exclusiva y contó en NA detalles de ese altercado vivido entre Scaloni y Tapia, que representa lo que el entrenador no permitirá que ocurra en caso de continuar siendo el director técnico.

Según contó, Tapia invitó a la gira por Estados Unidos al grupo de dirigentes que no iban a poder ir a Qatar. Los premió con dicha aventura y al parecer, la noche antes del partido de Argentina contra Jamaica, el máximo dirigente decidió hacer una fiesta en el lugar de concentración. Hasta ahí todo bien. Pero la fiesta se la habría ido de las manos a Tapia ya que hacían mucho ruido y estaban afectando el descanso de los jugadores y el cuerpo técnico. Fue en ese momento que Scaloni se dirigió hasta el salón, y le pidió a Tapia que bajasen la euforia ya que no podían descansar, y el presidente le contestó: «Andá pibe, que vos estás acá porque yo te puse».

Los términos en los que el entrenador le habló al presidente, se desconocen. Pero así lo hubiera insultado, recibió de Tapia la peor contestación posible. Scaloni fue un descarte para Tapia, nadie quería tomar la Selección, y fue el único que tuvo el coraje para hacerlo, en otras palabras, «Tapia está donde está porque Scaloni lo puso».

Lo cierto es que Scaloni le exigirá al presidente un modo de comportamiento distinto al que se venía dando en las giras, y también, aunque en segundo plano pero no por ello menos importante, una reformulación del torneo local que tenga como objetivo beneficiar a las juveniles de Argentina, como podría que siempre deba haber dos jugadores de inferiores en el once titular, por citar un ejemplo. Ahí está la firma o el fin de ciclo.

Fuente: Marca

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.