Multas de hasta 8.000 para quienes abandonen una junta receptora del voto


Entre las personas designadas como miembros de juntas receptoras del voto (JRV) hay quienes tienen dudas sobre asistir el día de las elecciones por miedo a contagiarse de COVID-19, pese al protocolo de bioseguridad que el Consejo Nacional Electoral (CNE) asegura se implementarán en los recintos electorales.


No obstante, al joven de 28 de años le preocupan las multas que rigen para los infractores electorales.

«Por más que uno tenga mascarilla, use alcohol, siempre hay una probabilidad de contagio», comenta. En elecciones son comunes los casos de personas que no asisten a la JRV, que acuden luego de que ya está instalada la mesa electoral con la ayuda de un ciudadano que llegó a votar temprano, personas que abandonan la junta en medio de la jornada, etc.

El 3 de febrero pasado entraron en vigencia las reformas a la Ley de la Democracia que aprobó la Asamblea Nacional, que se aplicarán en las elecciones generales de febrero próximo.

El artículo 278 de esa norma dispone las siguientes sanciones para faltas graves, como el abandono de una junta receptora del voto: «Las infracciones electorales graves serán sancionadas con multas desde once salarios básicos unificados hasta veinte salarios básicos unificados, destitución y/o suspensión de derechos de participación desde seis meses hasta dos años».

De acuerdo con este articulado, el infractor podría pagar multas desde $4.400 hasta $8.000.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.