Municipio investiga irregularidades en los centros infantiles de Quito


El Patronato asegura que la infraestructura de algunos centros infantiles de Quito está en malas condiciones. También investiga casos de corrupción.


Los centros infantiles del Municipio de Quito, conocidos como Quito Cunas, están envueltos en una serie de denuncias que incluyen presuntos actos de corrupción, entrega de mala alimentación e infraestructura no adecuada para recibir a niños menores de tres años.

El alcalde Pabel Muñoz reconoce que el Municipio tiene debilidad en el modelo de atención y gestión de este servicio gratuito, que atiende a más de 4.000 niños en situación de pobreza.

El funcionario dice que en las últimas semanas ha recibido denuncias de que “en algunos casos les dan (a los niños, ndr) comida que no está en buen estado y terminamos con problemas gastrointestinales”.

Estos reclamos fueron comprobados por la directora del Patronato San José, Fernanda Yépez, quien reveló que en controles aleatorios desplegados en algunos de los 94 Quito Cunas que hay en la ciudad encontraron mal manejo de los alimentos, alteraciones en los menús e incumplimiento en las normas de higiene.

“Hemos ido a verificar el menú en algunos centros infantiles y lo que dice que deben entregar el lunes, lo hacen el martes o las porciones no son las adecuadas”, dice.

Yépez recuerda que el modelo de gestión de los Quito Cunas establece que el Municipio debe firmar convenios de cooperación con organizaciones sin fines de lucro para que brinden el servicio. “Ellos, por ejemplo, son los encargados de preparar los menús y de encontrar el lugar en el que funcionará el centro infantil”, explica.

 

Pagos indebidos y coimas

El pago y cobro de coimas es otro problema que el Municipio investiga en los centros infantiles de Quito.

La primera pista que dio señales sobre este presunto delito la dio a conocer el alcalde Pabel Muñoz, luego de visitar uno de estos centros.

“Fuimos a un centro en el que el registro decía que había 45 niños. Contamos las cabecitas y solo había 25″, relata el alcalde.

Según él, hay funcionarios municipales que permiten que los administradores de los centros infantiles emitan informes con números que superan las atenciones prestadas.

Además, habría otros trabajadores del Municipio que pedirían coimas por hasta USD 200 para acelerar los pagos a esas organizaciones.

“Estamos investigando las denuncias por cobros indebidos. Desde junio hemos recibido 15 denuncias formales”, detalla Fernanda Yépez, directora del Patronato.

 

Malas calificaciones en los centros infantiles

Para medir los estándares de calidad y servicio que prestan los Quito Cunas, el Patronato implementó una evaluación técnica a los 94 centros infantiles.

Los resultados arrojados son preocupantes, pues 50 obtuvieron una calificación ‘A’, 25 llegaron al estándar ‘B’ y 10 recibieron una calificación ‘C’.

“Los centros que tuvieron una calificación ‘B’ tienen 30 días para mejorar el servicio y los que tuvieron ‘C’ debían corregir en 15 días. Lamentablemente, ninguno de los 10 centros de la categoría ‘C’ hizo las mejoras”, dice Fernanda Yépez, directora del Patronato San José.

Estos Quito Cunas corren el riesgo de dejar de operar si en el plazo de un mes no cumplen con las recomendaciones del Municipio.

“Ya publicamos una convocatoria para que las organizaciones interesadas presenten sus ofertas en caso de que necesitemos sus servicios”, dice Yépez.

La funcionaria señala que el Municipio invierte USD 9 millones anuales en el proyecto Quito Cunas, por lo que considera que el servicio que prestan las organizaciones debe ser de calidad.

En los próximos meses, el Patronato tiene previsto implementar el registro electrónico en los Quito Cunas para evitar pagos indebidos, así como fichas médicas para dar seguimiento al desarrollo de los niños.

Además, se prevé realizar un estudio para identificar las parroquias que necesitan un Quito Cuna, pues actualmente solo 43 parroquias, de las 65 que tiene la ciudad, cuentan con este servicio.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.