Se pueden presentar órganos afectados cuatro meses después de haber tenido Covid-19


El Covid-19 genera problemas graves, especialmente a las personas que han contraído la enfermedad, con secuelas importantes a largo plazo incluyendo a los asintomáticos y que pueden ser peligrosas. 


“Ese fue el primer indicio que nos alertó de que el coronavirus podía dañar el sistema nervioso”, dijo Sonia Villapol, investigadora principal del Houston Medical Institute sobre la pérdida del gusto y olfato, dos de los principales síntomas del virus.

Te recomendamos: Joao Maleck fue declarado culpable por homicidio culposo tras accidente vial en Zapopan.

De acuerdo a la especialista que concedió una entrevista al diario El Confidencial, el coronavirus puede llegar al cerebro y afectar la capa que protege las terminaciones nerviosas, lo que conlleva problemas neurológicos graves, como el Parkinson, trombos, problemas cerebrovasculares, esclerosis múltiple y Alzheimer.

«Muchas personas no entienden por qué es importante protegerse, pero la realidad es que a muchos jóvenes que pasaron el covid de forma asintomática o con pocos síntomas, meses después se les descubren efectos secundarios», apuntó.

«El 70% de la gente recuperada tiene secuelas a largo plazo. ¡El 70%! Este problema no se ha tenido en cuenta y mucha gente piensa que da igual contagiarse».

Aunque no se presenten síntomas durante el contagio, la COVID-19 puede dañar tejidos, mientras que un síntoma que suele pasar desapercibido es la conjuntivitis, la cual han presentado un 11 por ciento de los pacientes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.