Vinazin S.A. anuncia cancelación del proyecto Echo Olón, tras resolución de asamblea comunal

La asamblea comunal de Olón desconoció esta madrugada el documento que firmaron sus dirigentes ayer con Vinazin S.A. para autorizar el proyecto Echo Olón. Hoy la empresa de Lavinia Valbonesi dijo que suspendió sus labores.

La empresa Vinazin S.A., cuya accionista mayoritaria es la primera dama Lavinia Valbonesi, anunció que suspende el proyecto inmobiliario Echo Olón, que se iba a desarrollar en el bosque protecto Esterillo Oloncito de Santa Elena.

Señalaron que harán el cerramiento del terreno de propiedad privada y desistirán de continuar el resto de los trabajos. Aseveran que con esto se perderán 2 878 empleos, que siempre contaron con los permisos correspondientes, los registros necesarios, y que nunca tocaron un manglar.

Esta decisión se hizo pública después que la madrugada de este sábado 11 de mayo, la asamblea comunal de Olón desconociera el documento que firmaron sus dirigentes ayer con Vinazin S.A. para autorizar esta construcción.
Los habitantes rechazaron esa misiva que circuló en redes sociales, al calificar que tenía el “afán de querer dividir a la comunidad” y dañar su imagen.

Indicaron que carecía de legalidad, y por lo tanto era nulidad absoluta, porque no contiene el encabezado que representa legalidad como institución comunitaria, no contiene el sello de la institución, y nada de lo que mencionaba el documento dice la realidad y el sentir de la comunidad.

En esta nueva resolución, afirmaron que bajo ningún concepto permitirán la continuidad de la obra, sin «la socialización con la máxima autoridad, que es la asamblea comunal”.
Asimismo, decidieron mantener la vigilia y continuar con los procedimientos en cumplimiento al acuerdo ministerial 072 del 30 de noviembre de 2001, en donde establece el Ministerio de Ambiente, en su artículo 1, declarar área de bosque y vegetación protectores a 2.25 hectáreas que conforman el área de bosque “Esterillo Oloncito”.

La polémica por este proyecto, que planteaba rellenar el estero para así construir cuatro edificio de cuatro plantas, surgió el lunes 6 de mayo, cuando obreros empezaron a talar algarrobos en la zona, pese a la presencia de un cartel del Ministerio de Ambiente que prohibía esta actividad
Desde ese momento, la comunidad de Olón realizó una vigilia permanente para evitar que se corten más especies. El tema escaló a la esfera política el martes, cuando asambleístas pidieron información al Ministerio de Ambiente sobre este suceso, quien concedió los permisos para los trabajos iniciales de esta obra.

El miércoles 8 de mayo, la Fiscalía, de oficio, abrió una investigación previa para analizar los hechos y determinar si existen o no ilegalidades que impliquen el inicio de un proceso penal.
El mandatario Daniel Noboa, quien fundó Vinazin S.A., y luego sus acciones fueron transferidas a Valbonesi, reaccionó a la conmoción de este proyecto, y calificó que eran «intentos de políticos obvios de empezar una campaña antes de tiempo». Tanto él y su esposa afirmaron que las investigaciones de la Fiscalía son bien recibidas para aclarar este tema.

Sade Fritschi, ministra de Ambiente, dijo que que el tema de Olón tiene tintes políticos y aseguró que el área donde se busca construir un proyecto inmobiliario no es protegida, que su trámite comenzó en la administración anterior, que fue categorizado de bajo impacto y por eso obtuvo el correspondiente registro ambiental.

Fuente: Ecuavisa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.