Vuelven a crecer los muertos y las hospitalizaciones por coronavirus en Brasil y temen que sea el comienzo de una segunda ola

El presidente de Brasil arremete fuertemente contra la prensa de su país

Brasil, el segundo país con más muertes por coronavirus registra en los últimos días un incremento de hospitalizaciones que despierta temores de que esté teniendo lugar una segunda ola de la pandemia tal como la que golpea a Europa y Estados Unidos.


El promedio de muertos, que había superado los mil por día entre junio y agosto, cayó por debajo de los 350 a inicios de la semana pasada en este país de 212 millones de habitantes. Sin embargo, desde el sábado pasado superó de nuevo los 500.

El estado de San Pablo, el más poblado y con mayor número de casos y de muertos, vio la semana pasada un alza de 18% en las internaciones. Esa cifra alarmante empujó a las autoridades locales a frenar la flexibilización progresiva de las restricciones iniciada en junio.

Los distintos estados de Brasil impusieron cuarentenas parciales tras los primeros casos en febrero. Sin embargo, desde mediados de año han aflojando progresivamente las restricciones, al punto que ahora llevan una vida como si el virus hubiese desaparecido.

En las principales ciudades reabrieron las tiendas, los colegios, gimnasios y cines, mientras las playas, los bares y restaurantes suelen estar repletos.


Subnotificación

El reciente aumento de hospitalizaciones se reportó sobre todo en clínicas privadas y entre una población más joven, de clase media y alta.

A inicios de la semana, “teníamos 90 pacientes con covid o con sospechas de covid, mientras en los últimos tres meses hubo un escenario que varió muy poco, entre 48, 50, 55 casos”, dijo a la agencia de noticias AFP Sidney Klajner, presidente del hospital Albert Einstein de San Pablo, uno de los más prestigiosos del país.

“La mayoría de los pacientes que dan positivo son jóvenes”, explicó.

Una fiesta sin autorización convocó el fin de semana a más de 2.000 personas -la mayoría sin mascarillas- en la playa de Ipanema, en Rio de Janeiro. La tasa de ocupación de camas para cuidados intensivos llegó a 95% la semana pasada en los hospitales municipales de Rio.

Klajner consideró sin embargo prematuro hablar de “una tendencia al aumento prolongada” que prefigure una segunda ola.

Pero en contraste, Domingos Alves, jefe del Laboratorio de Inteligencia en Salud (LIS) de la Universidad de San Pablo (USP), afirmó categóricamente que “ya estamos en la segunda ola”.

El especialista llamó la atención sobre el aumento reciente de la tasa de reproducción del virus (es decir el número de contagios por cada infectado, identificado con la letra R). Una tasa superior a 1 es considerada preocupante, dado que indica que la cantidad de casos activos continúa expandiéndose. Alves indicó que a inicios de octubre, “la tasa de infección estaba en 0,97”, con cuatro de los 27 estados por encima de 1. Un mes después, “tenemos 14 estados con mas de 1”, afirmó.

“Hemos alcanzado un nivel preocupante, sobre todo porque las cifras oficiales están muy subestimadas y el número de exámenes ha caído”, agregó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.